En el proceso de reparación de hormigoneras sobre camión en Valladolid conviene identificar y entender todas las partes involucradas, comenzando por el hormigón. Es probable que ya conozcas el origen de este elemento. Sin embargo, lo que posiblemente no sepas es que hubo una época en la que el hormigón era duro, realmente duro.

En este artículo sobre reparación de hormigoneras sobre camión en Valladolid, te hablamos del hormigón romano, de su dureza y de sus aplicaciones. ¿Sabías que ha sido considerado como el mejor de la Historia? Conoce por qué a continuación.

Los antiguos romanos fueron grandes constructores. Eso lo sabemos. Construyeron imponentes obras, que en la actualidad siguen siendo joyas. El desarrollo del hormigón, sin embargo, no fue una creación del pueblo romano, pese a que la variedad utilizada por ellos fuera original. Llamado opus caementicium, era único por su composición química, la cual se endurecía bajo el agua.

El hormigón era barato, resistente, fácil de manipular, ligero, duradero y más barato que la piedra. Por ello, su uso estaba muy extendido y perteneció a esa etapa prolífica en la construcción: la revolución del concreto, como lo definen los historiadores.

Entre las obras construidas con esta variedad de hormigón merecen tu atención dos:

  • Los acueductos. Eran tuberías que transportaban agua dulce desde las montañas hasta las ciudades. Era más fácil realizarlos de este material que tallar piedra. Además, se les podía dar la forma deseada de una manera más sencilla, con una alta durabilidad y resistencia y un escaso mantenimiento.
  • Las estructuras enormes. Gracias a su ligereza y fortaleza, posibilitaba prescindir de las columnas y se optaba por otras formas como arcos, cúpulas y bóvedas.

En Talleres Prat somos especialistas en la reparación de hormigoneras, parte fundamental de la construcción de grandes y pequeñas estructuras. Contáctanos sin compromiso y descubre todo lo que podemos hacer por ti. ¡Llámanos!